jueves, 16 de marzo de 2017

Proclama en favor de la Geografía



La geografía está desapareciendo. Este año, con unas matrículas mucho más caras y una mayor ausencia de becas, el número de matriculaciones ha caído casi dramáticamente. Tanto que se ha previsto la desaparición del grado de Geografía y Ordenación del Territorio de la Facultad de Letras de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM). Se ha optado por el cierre de esta disciplina, de manera escalonada, hasta que terminen la carrera los últimos matriculados este año.

Dice el rector que esta disciplina no resulta rentable, en términos económicos, pero el descenso de matriculaciones, por desgracia, es extensible a otras muchas disciplinas que están viendo como cortan las barbas al vecino geógrafo.

Pero el drama de la caída de las matriculaciones en geografía, va más allá del que deberán vivir los profesores de esa facultad, de muy difícil reubicación, o de los alumnos que ya no podrán estudiarla en Castilla la Mancha. Ese drama tiene que ver con la sociedad en la que vivimos y con el presente y futuro que nos estamos creando.

Poca gente sabe qué es y para qué sirve la geografía, a la gran mayoría le viene la idea de las exploraciones decimonónicas o las típicas preguntas de crucigrama. A la generalización de este concepto ha contribuido la administración y el papel del mercado económico que, haciéndose sitio, ha vaciado de contenido el papel de los geógrafos en el funcionamiento económico, administrativo y social de nuestra sociedad. Un papel investigador, analítico y deductivo, pensando en el medio y largo plazo, en las repercusiones económicas y sociales de decisiones y actividades a cualquier escala espacial. Es un papel indudablemente crítico.

La misión fundamental de la geografía es el conocimiento del complejo ecosistema de relaciones entre la naturaleza, la actividad humana, la herencia cultural e histórica y su continuidad en el futuro. Pero la sociedad en la que vivimos es la del corto plazo, la del beneficio inmediato, la de los especialistas sobre los generalistas. No hay porqué prever consecuencias o auscultar futuros, lo que importa es el presente. Tampoco hay que planificar, zonificar o preservar, hay que dejar libertad de acción y movimiento al emprendimiento y al mercado, que ya tienen bastantes deficultades con la competencia o los impuestos.

Si hay un marco donde esta disciplina se acomoda a la perfección, es en el tratamiento de los espacios naturales, protegidos o no, salvajes o humanizados. Un buen geógrafo, debe saber lo suficiente de geología, climatología, vegetación, especies animales, actividad agraria y resto de sectores económicos, urbanismo o redes y nodos de comunicación, como para tener la idea clara y completa de cómo es y funciona un territorio.

Los geógrafos especializados en geografía física deben conocer las complejas relaciones ecosistémicas que organiza la naturaleza y el paisaje en un territorio, conocen claramente su geología, relieve y geomorfología; el régimen climático en el que se inserta, con su hidrología y procesos hidro-geomorfológicos consecuentes, lo que a su vez determina los diferentes tipos de suelos, su colonización vegetal y la fauna que lo aprovechará. Todo esto, sumado al conocimiento del desarrollo histórico y cultural del territorio, determinará exactamente su situación actual, sus valores, su desenvolvimiento, tendencias y posibilidades, desde la explotación más adecuada del mismo o, llegado el caso, su protección más estricta.

Pocos saben que la labor lógica de los geógrafos, a través de su conocimiento global de las relaciones entre los diferentes ámbitos, es coordinar y asistir la labor de especialistas sectoriales que intervengan en cualquier acción económica, social u organizativa sobre el territorio. El desarrollo en lo económico observando los límites naturales e impactos sociales derivados de las diferentes actividades. La organización de las ciudades, el planeamiento territorial a todas las escalas, el estudio de relaciones intersectoriales, su ensamblaje evitando conflictos, con su análisis de la realidad y las tendencias sociales.

En otros países, mayormente anglosajones, la geografía es una carrera técnica y más dura que en nuestro país, los geógrafos son una profesión valorada y sin problemas de ubicación en el mundo laboral. Son asesores técnicos, expertos en ordenación del territorio y sistemas de información geográfica. Indispensables en el planeamiento urbano y en la administración local y coordinadores de todo tipo de equipos interdisciplinares.

Dios nos libre de dejar al albedrío de ingenieros, arquitectos, economistas o políticos sin asesoramiento adecuado, el planeamiento de nuestro territorio. La tendencia a la planificación ingenieril ha llevado a errores tan garrafales como por ejemplo el monstruoso desarrollo de costosas infraestructuras inútiles como las radiales de Madrid (de las que aún quedan vías a medio construir) o la inútil creación de tejido urbano y polígonos industriales sin futuro alguno, por poner un par de ejemplos.

Pocas profesiones como la geografía atesoran una formación tan global en todos los órdenes del conocimiento de la realidad. Una formación que debería poseer cualquier persona capaz de tomar decisiones de trascendencia para con la naturaleza, la economía o con la sociedad.
Mal vamos si desaparece la geografía, sin una visión global del camino que puedan tomar nuestras sociedades. La especialización crea una ignorancia supina de todo lo que no sea cada campo concreto, y en un mundo tan interrelacionado y globalizado como el nuestro, eso es precisamente lo que falta.

Hablemos del planeta o hablemos de un término municipal, si no tenemos un conocimiento general de todos los procesos que intervienen en el territorio, no podremos saber claramente cómo enfrentar un futuro cada vez más incierto que va a precisar de mentes abiertas y despejadas para mantener una vida digna de tal nombre sobre éste.

La geografía es una ciencia que aún tiene mucho que decir, si no la continúan vaciando de contenido y, por supuesto, si no cierran sus facultades.

P.D./ Nota de la Asociación Ojos del Guadiana Vivos respecto a la desaparición del grado de Geografía de la UCLM 
https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=9b8ebf4177&view=att&th=15b0be84f6e8a270&attid=0.1&disp=safe&zw



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...